Organizando un artículo para tu blog

0 Comentarios blogging

organizando-articulos

Muchas personas tienen que pasar demasiado tiempo creando artículos de una forma consistente y eficiente, por lo que he querido hablar un poco más sobre mi propio sistema que he encontrado que reduce el tiempo entre empezar a escribir un artículo y publicarlo.

La idea

La primera parte de publicar artículos es tener varias ideas. A veces encuentro necesario solo empezar a escribir palabras relacionadas con la temática de mi blog y empiezo a escribir desde a partir de allí. Después de tener algunas ideas, uno algunos puntos principales en un solo artículo y tengo una idea totalmente conceptualizada.

Esto también ayuda a ver sobre lo que otras personas están escribiendo. ¿Tienes una opinión? Mira hacia el pasado y observa lo que fue interesante para las personas hace un año, hace dos años. ¿Las cosas han cambiado o siguen siendo las mismas?

Las Preguntas

Todo el mundo sabe sobre el ¿quién?, ¿qué?, ¿donde?, ¿cuando?, ¿por qué? y ¿cómo?, y estas preguntas son infinitamente más importantes cuando se empieza a escribir un artículo para el blog. Estas son especialmente útiles cuando no sabes todo, y necesitas cosas que querrás investigar para poder incluir en el artículo.

Por ejemplo, si estás escribiendo un artículo sobre una compañía de automóviles ¿puedes fácilmente añadir información sobre quien diseñó los principales carros?¿Cuando funcionan mejor?¿Cuál ha sido la aceptación del público?¿Qué es lo que les espera en los próximos años?

La investigación

No te tomes demasiado tiempo investigando, o puedes quedar empantanado con lo que otros han dicho. Para artículos largos, no debes pasar más de una hora investigando para un artículo. Este puede uno de los tiempos invertidos más largos para crear un artículo. No te pases el tiempo escribiendo el artículo mientras estas investigando, o puedes desviarte del tema principal, y no podrás crear un flujo adecuando en tu artículo.

Para cualquier nicho debes ser capaz de, en un periodo de tiempo, seleccionas unos pocos recursos que sean continuamente útiles para la investigación, y esto te ahorrará grandes cantidades de tiempo. Trata de no desviarte por estos recursos tan pronto, a menos que no hayas encontrado las respuestas que necesitas. Demasiada variedad, y puedes caer en el mundo de la sobrecarga de información, donde nada productivo siempre ocurre.

El Artículo

La cantidad de tiempo que necesitas para escribir un artículo siempre depende de su longitud, pero ahora que has encontrado una idea, respondido algunas preguntas y completado tu investigación, las palabras deberían fluir fácilmente. No te preocupes por lo que esta escrito, pues puedes volver después de haber acabado y editarlo. Lo más difícil de aprender para mi, fué no editar mientras estaba escribiendo.

Cuando se escriben los párrafos, tu mente va a plantear otras cosas que decir, y normalmente, si estas correctamente preparado, el artículo fluirá muy bien.

Para este momento te debe ser fácil decir cuan largo va a ser tu artículo, y no tratar de empujarlo más allá de esa longitud, o te encontrarás añadiendo un relleno inútil. La brevedad puede ser tan importante como los detalles, pues con la disminución de la atención de la mayoría de las personas, lo más corto es probablemente lo mejor.

Una llamada a la acción

Después de que hayas escrito y editado el artículo, siempre sugiero volver y añadir una llamada a la acción. Puede ser una pregunta al final del artículo, enlaces a lecturas relacionadas o simplemente una solicitud para que comenten tu artículo. Es mucho más probable que la gente actúe con lo que lee, que si se los pides.

Las bonitas adiciones

Listo, ahora estas listo para añadir enlaces, imágenes, un formato apropiado para el texto y otras cosas. Esto no tiene que ser perfecto, pero puede añadirle más valor a tu artículo. No le gastes demasiado tiempo. Puedes editar los artículos después de que hayan sido publicados, pero nadie puede ver el contenido hasta que se ha publicado. Demasiadas personas juegan con el formato durante tanto tiempo que la información que querían compartir se convierte en obsoleta.

La publicación y la promoción

Una vez que todo lo demás esté completo, publica. Tus artículos no hacen ningún bien si no se han publicado. Dáselos al mundo. Siéntete libre de editarlos después de haberlos publicado, o escribe uno nuevo dando muchos más detalles, o añadiéndolos a su artículo original.

No te olvides de dejar que el mundo sepa lo que has escrito. No seas tímido. La gente esta ávida de nuevo contenido, nuevas ideas y nuevas perspectivas, así que encuentra una forma de que tu trabajo les llegue a ellos. La mejor cosa que puede recibir un escritor son críticas constructivas sobre como mejorar.

0 Comentarios en “Organizando un artículo para tu blog”

  • Me he dado un laaaaaargo paseo por tus post, he tomado nota de mucho de tus consejos ……he trabajado en varios blogs pero la mayoria los he dejado por falta de tiempo para crear contenido.
    Tus explicaciones me han renovado las ganas, tal vez sea solo un problema de organizacion, a ver como me va en el futuro !!
    Salu2

  • Pingback: 7 tips para organizar los art()

  • Interesante artículo. Un consejo que yo doy es que cuando escribas siempre tengas un backup de tus artículos o posts en el disco duro. No falta la vez que pierdes 1 o 2 horas de inspiración y luego tienes que estar redactando de nuevo. La segunda vez nunca es igual a la primera.

    Saludos!

  • Me resulto impresionante el posteo, lo he imprimido y lo tengo del lado derecho de la PC, muy buenos consejos!

  • Pingback: La semana en 7 blogs « Una cosa más … o dospuntocero()